Para nosotros es importante que todos crezcan felices y sanos. Siempre que podamos poner nuestro granito de arena, ¡lo haremos! Porque ningún niño se merece vivir sin recursos.

Hoy nuestros zapatos viajan hasta Oruro a través de la Federación de Niños del Mundo. Hacemos esta donación a esta población que se encuentra en Bolivia. Y para todo el equipo Pablosky es una alegría recibir las fotos del momento en el que abrieron los regalos.

Queremos compartir este momento con todos vosotros.

DSC00018DSC00013DSC00011DSC00007